El virus del VIH y el SIDA

¡Hello a todos!

Qué clase de blog sería este si no dedicásemos algún que otro post al virus de la inmunodeficiencia human (VIH), causante del SIDA. Por lo tanto, en el día de hoy intentaremos dejar muy claros una serie de conceptos clave con los que a lo mejor no todo el mundo esté familiarizado.

El VIH es un retrovirus del género Lentivirus, los cuales constituyen una gran familia de virus con genoma RNA, de tal modo que para poderse integrar en nuestro genoma han de pasar su material genético de ARN a ADN. Además, existen dos grandes tipos de VIH: el VIH-1, el cual afecta a un 90% de los infectados; y el VIH-2, que afecta al 10%.

En la historia natural de la infección por el VIH, distinguimos 3 fases características:

1. Fase precoz, infección aguda (duración de 3 a 6 semanas):

Es la fase inicial que comienza inmediatamente después de la infección por el VIH. Durante las primeras horas el virus nos invade, infectando y destruyendo fundamentalmente  células de nuestro sistema inmune (linfocitos). Durante esta fase el paciente infectado persiste asintomático, aunque suele padecer un síndrome característico, muy parecido a un proceso gripal.

2. Fase intermedia, infección crónica (varios años, de 2 a 10):

Esta fase dura generalmente varios años, y se caracteriza por un equilibrio entre la proliferación del virus y su destrucción por parte del sistema inmune. Los pacientes suelen ser asintomáticos. No obstante, pese a que durante este periodo la sangre presenta menos virus, el VIH continua replicándose en el tejido linfoide y en el nervioso.

3. Fase final o crisis (SIDA):

Esta fase se caracteriza por un incremento de la actividad replicativa del virus que coincide con la aparición de infecciones oportunistas, ciertos tipos de neoplasias o de trastornos neurológicos. Es en esta fase cuando se considera que el paciente padece SIDA.

 

De esta forma, nos tiene que quedar claro que cuando hablamos de SIDA (Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida) nos referimos única y exclusivamente a la fase terminal de la infección por VIH. La infección crónica por VIH causa una reducción progresiva y continuada del número de células inmunitarias (linfocitos T), con el consiguiente deterioro del sistema inmunitario. Esta fase terminal de la infección se hace evidente por la aparición de la primeras infecciones oportunistas, es decir, infecciones debidas a microorganismos que no causan daño en individuos inmunocompetentes (con un sistema inmune en perfectas condiciones).

Por lo tanto, en el individuo con SIDA se manifestarán diferentes infecciones (Herpes, candidiasis, tuberculosis, neumonía, etc.), con lo que las personas infectadas por este virus no morirán a causa del virus en sí, sino que éste les dejará tan jodido el sistema inmune que cualquier otro tipo de infección, como puede ser el caso de una simple pulmonía, podrá llegar a matarlos ya que sus defensas no podrán hacerle frente.

Bueno….y hasta aquí el primero de los posts sobre este virus. Un saludo a todos nuestros infectados!

Publicado el mayo 28, 2011 en VIH. Añade a favoritos el enlace permanente. 3 comentarios.

  1. HOLA ME DIO HERPES ZOSTER HACE UN MES Y AHORA TENGO CANDIDASIS ORAL , ESTAS DOS ENFERMEDADES ME DURARON MUY POCO PUEDO TENER VIH

  2. no pero creo que debes ir a chequearte con un medico

  3. No creo pero debes ir al servicio de epidemiologja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: